La biometría hemática es el examen de laboratorio más utilizado en la sala de emergencias cuando se reciben pacientes por traumatismos generales. Los exámenes biométricos establecen una línea de base para ayudar a los pacientes a evaluar su riesgo de diversos problemas de salud. Muchos de estos problemas podrían poner en peligro la vida y se pueden prevenir mediante la detección temprana.

Los resultados del examen se pueden usar para identificar condiciones de salud específicas. Un paciente puede enterarse de su diabetes o enfermedad cardíaca desconocida a partir del examen. Igual de importante, los pacientes pueden descubrir que tienen un mayor riesgo de padecer estas afecciones.

Un examen biométrico generalmente incluye algunas medidas corporales y la recolección de una pequeña muestra de sangre. La muestra de sangre se puede recolectar mediante extracción de sangre venosa o punción digital. Para una extracción de sangre, las muestras se procesan en un laboratorio y tardan entre 7 a 10 días antes de que los resultados estén listos.

Un examen biométrico estándar requerirá una muestra de sangre. El paciente necesita que le saquen sangre o que le hagan una punción en el dedo. Después de extraer sangre, el examen mide lo siguiente:

Una prueba de colesterol y glucosa con lecturas de colesterol, colesterol HDL, colesterol LDL, una relación TC / HDL y triglicéridos.

Presión arterial

Altura / Peso / Índice de masa corporal (IMC)

Circunferencia de la cintura

Para una punción en el dedo, las muestras se procesan en el sitio y el paciente puede recibir resultados en unos días.

Aprende más de este examen llamando a García y Manjarrez.